TRENDING NOW

#Ahora Noticias:En el marco del acto de jura de los nuevos ministros Dante Sica (Producción) y Javier Iguacel (Energía), el Presidente le envió un mensaje a la oposición

"La relación con el mundo no puede ser solo del presidente o del Gobierno. Necesitamos que toda la dirigencia política sea creíble para el mundo; tenemos que desandar décadas de incumplimiento y trampas". El presidente Mauricio Macri utilizó el acto de jura de los nuevos ministros de Producción y Energía, Dante Sica y Javier Iguacel, para enviar un mensaje a la oposición luego de la clasificación de Argentina como "mercado emergente" y la oficialización del acuerdo con el FMI.

El jefe de Estado, que también agradeció la labor de los funcionarios salientes (le entregó una  placa a Francisco Cabrera y dijo que a Juan José Aranguren le "tocó bailar con la más fea"), aseguró que Cambiemos "hizo mucho en estos dos años y medio, generó entusiasmo y bastante confianza en el mundo entero, porque ayer pasaron dos cosas muy importantes, que son herramientas sobre las cuales crecer".

"Sentimos la necesidad de dejar décadas de frustraciones y mentiras; queremos crecer, vivir felices y en familia, hay un futuro para todos", afirmó Macri, y amplió: "La década que dejamos atrás generó una mala cultura del poder, un ejercicio del poder en forma prepotente, mafiosa, y nos quedaron varias herencias que algunos llamaron 'bombas' que estamos resolviendo".

De la ceremonia, además, participaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña; ministros y secretarios de Estado, e integrantes de ambas cámaras del Congreso Nacional.

Iguacel es egresado de la carrera de Ingeniería en Petróleo y venía desempeñándose desde diciembre de 2015 como administrador general de Vialidad Nacional, donde puso en marcha el Plan Vial Federal que prevé la construcción de 2.800 kilómetros de autopistas.


Ahora Noticias: El ex capitán de la Selección campeona en México 86 arengó al equipo de Jorge Sampaoli y respaldó al astro rosarino de cara al partido ante Croacia

En la previa al decisivo partido frente a Croacia, Diego Maradona le dedicó un especial mensaje de aliento a Lionel Messi y les pidió a los compañeros que lo "ayuden y se le muevan" para darle más opciones en ataque.

Sosteniendo la camiseta de la Selección con la 10 y el nombre del crack argentino, subrayó: "Le quería decir a este señor que es el mejor del mundo y al Kun que se le mueva mucho . Nadie se le mueve y hay que movérsele. Y si es necesario una puteada de Messi va a ser para el bien del equipo. Al mejor del mundo hay que bancarlo".

"Me muero por estar, lo que pasa es que el tiempo pasa para todos", afirmó el Diez en diálogo con el periodista Martín Arévalo, de TyC Sports.

"Acuérdense que tenemos al mejor del mundo, pero hay que bancarlo. Tienen que meter y trabar con la cabeza. Si quieren tatuarse la camiseta de Argentina tienen que ganar hoy", fue la arenga con el sello del capitán del seleccionado campeón del mundo en México 1986.


Ahora Noticias: El equipo de Sampaoli cayó 3 a 0 ante Croacia por los goles de Rebic, Modric y Rakitic. Caballero fue responsable en el primer tanto croata. La Selección depende de otros resultados para soñar con la clasificación

Argentina se presentó en Nizhniy con la obligación de adquirir un resultado favorable y cambiar la imagen opaca que había expuesto en su debut ante Islandia. Los ingresos de Gabriel Mercado, Enzo Pérez y Marcos Acuña representaron la propuesta de Jorge Sampaoli para solucionar los problemas que se percibieron en el duelo frente al seleccionado escandinavo, aunque la jerarquía de los intérpretes de Croacia auguraba un compromiso más complejo.



Si bien el espectáculo comenzó con un claro dominio albiceleste, el que tuvo la primera ocasión para abrir el marcador fue Iván Perisic. La individualidad del volante del Inter fue un llamado de atención que desactivó Wilfredo Caballero. El sector derecho de la defensa argentina fue la zona más vulnerable en los primeros minutos.

Las combinaciones de Luka Modric con Iván Rakitic eran otros argumentos que manifestaban la preocupación en los sudamericanos, aunque los envíos de Enzo Pérez hacia Lionel Messi despertaban las esperanzas en el elenco de Sampaoli. Los centros de Salvio para la llegada con sorpresa de Maxi Meza significaban otras muestras favorables para la Selección. En un duelo tan parejo, el gol podía llegar con un detalle.

Otro recurso para llegar a la red fue el avance constante de Acuña. El Huevo se proyectó por el sector izquierdo y en uno de sus centros logró sorprender a Subasic con un disparo en el travesaño. Al partido le faltaban acciones elaboradas y juego colectivo, ya que Croacia también tuvo sus ocasiones de riesgo presionando a Tagliafico en la salida.

Sobre la media hora Argentina gestó la situación más clara. El pelotazo del lateral del Ajax, el sacrificio del volante del Sporting de Lisboa y la definición del mediocampista de River fue la fórmula para buscar la conquista, pero la falta de precisión de Enzo Pérez mantuvo la paridad. La respuesta europea llegó a través de la cabeza de Mandzukic, pero el goleador tampoco estuvo fino en la definición.   

La única polémica que se produjo durante la primera etapa fue la patada que le pegó Rebic a Salvio. Si bien el uzbeko Irmatov sancionó la infracción, la tarjeta amarilla fue una pena demasiado liviana para el agresor. Una escena similar a la última jugada que se observó antes del descanso cuando Tagliafico sacudió a Mandzukic. Como la ventaja favoreció a los croatas con una exquisita asistencia al delantero de Split, el disparo por encima del travesaño dejó el cero en los vestuarios.
En el complemento pasó lo inesperado. Un grosero error de Wilfredo Caballero le permitió a Croacia ponerse en ventaja. El arquero que en teoría se había ganado la titularidad por su dominio del balón con los pies, se convirtió en el máximo responsable del momento argentino por regalarle el gol a Rebic.

El insólito 1 a 0 aceleró al técnico a realizar los cambios, pero sus ideas no parecían ser las mejores propuestas: Higuaín por Agüero y Pavón por Salvio. La desesperación no contribuyó con el deseo argentino. La salida de Enzo Pérez por Paulo Dybala fue un manotazo de ahogado para evitar la catástrofe. 

Ahora Noticias: El equipo de José Pekerman, con la presencia de Radamel Falcao, inicia su camino en Rusia. El conjunto asiático quiere tomar revancha de la goleada sufrida en Brasil 2014. A las 12 GMT, en Saransk

Las selecciones de Colombia y Japón se enfrentarán en la apertura del Grupo H del Mundial de Rusia 2018. El partido previsto en el Mordovia Arena en Saransk, a partir de las 15 horas locales (12 GMT y 9 de Argentina), y se espera una gran presencia de aficionados colombianos, que han comenzado ya a llegar a esta pequeña ciudad a 600 km al este de Moscú.




Hace cuatro años en Brasil, un irreverente James Rodríguez y compañía le dieron un baile a Japón que terminó con cuatro goles. ¿Podrá Colombia someter nuevamente a los Samuráis Azules en el debut de ambas selecciones en Rusia-2018?

La respuesta saldrá de los propios botines del '10' cafetero, Bota de Oro en el Mundial 2014, y del recuperado olfato goleador del 'Tigre' Falcao García, ausente en Brasil por una inoportuna lesión.

El 4-1 que recibió Japón en la primera fase, además de marcar su eliminación del torneo, selló una campaña perfecta de Colombia en esa etapa, que incluyó victorias ante Grecia (3-0) y Costa Marfil (2-1).

Tras eliminar a Uruguay en octavos (2-0), el destino quiso que Colombia se viera con Brasil en los cuartos de final y el sueño de los cafeteros terminó en el césped de Fortaleza con una derrota de 2-1.

Los caminos de Colombia y Japón vuelven a cruzarse en una Copa del Mundo. El elenco de José Pekerman, junto con Polonia, cabeza del Grupo H, parte con un favoritismo ganado por su proceso clasificatorio y la calidad individual de sus jugadores, aunque japoneses y Senegal, el cuarto en discordia, quieren romper esos pronósticos.

Publicidad