#AhoraMisiones El Gobierno argentino advirtió que derribará las aeronaves que puedan representar un riesgo para la reunión en Buenos Aires de los jefes de Estado y de Gobierno del Grupo de los Veinte (G20), el foro que agrupa a las principales potencias y a países emergentes.

Por Gabriel Tuñez (DPA)

Un decreto firmado por el presidente, Mauricio Macri, fijó un radio de unos 450 kilómetros alrededor de Buenos Aires sobre el territorio argentino en el que podrá “aplicar la fuerza” contra una aeronave “sin que necesariamente” presente “características de una acción bélica” pero posea “suficiente entidad para perturbar, poner en riesgo o causar un daño” a la cumbre, que se celebrará el 30 de noviembre y el 1 de diciembre próximos. El decreto, publicado este viernes en el Boletín Oficial argentino, el órgano de difusión de las decisiones del Estado, mencionó como posibles causas de derribo de una aeronave si “vuela por debajo del mínimo de altitud”, lo hace “en forma errática”, “persiste en mantener una trayectoria hacia una zona prohibida luego de ser advertido de modificar” el rumbo o “realiza maniobras agresivas” contra quienes intenten interceptarla, entre otras indicaciones.



Protocolo El Gobierno argentino dispuso ante estos posibles casos un protocolo a seguir. Primero, advertirá a la aeronave “por radio o medios visuales”, después hará una “demostración de fuerza sin comprometer la integridad física de la aeronave” y luego empleará “armas con el propósito de obligar” a la nave considerada “hostil a que adopte la actitud que se le ordena”. El “empleo de armas puede llegar a ser letal con el objeto de anular la capacidad de vuelo”, aseguró la resolución. La eventual “condición de hostilidad” de una nave, agregó el decreto, “no cesará hasta que aterrice en el aeródromo que se le ordene y su situación sea verificada fehacientemente por parte de las autoridades competentes” en seguridad. La custodia de los cielos durante la reunión del G20 quedará en manos del Ministerio de Defensa, destacó la normativa.

Feriado por G20 La organización de la cumbre del G20 representa para Argentina un desafío en materia de seguridad, tanto que la ministra del área, Patricia Bullrich, recomendó a los habitantes de Buenos Aires que dejen la ciudad durante los días que se llevará a cabo la reunión. “Recomendamos a los porteños (pobladores de Buenos Aires) que se vayan. Habrá muchas zonas vedadas porque las medidas de seguridad son muy fuertes”, dijo Bullrich este jueves al canal América 24. Unos tres millones de personas habitan en la capital argentina y otras tantas ingresan cada día a la ciudad desde los suburbios para trabajar. Como parte de los operativos de seguridad, el Gobierno argentino dispuso que el próximo 30 de noviembre, el primero de los dos días que durará la cumbre, sea feriado en Buenos Aires para disminuir así la cantidad de personas que se movilizan en la metrópoli. La capital argentina lucirá blindada por decenas de miles de agentes de seguridad y militares para custodiar a los jefes de Estado y de Gobierno, entre ellos los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de Rusia, Vladimir Putin.

Operativo de seguridad Las medidas de precaución fueron activadas hoy en el Aeroparque “Jorge Newbery”, de Buenos Aires, la terminal aérea a la que arribarán los jefes de Estado del G20, cuando la aparición de un objeto considerado sospechoso provocó el rápido desalojo de los pasajeros. Finalmente, todo se trató de una bolsa que había olvidado una mujer. La policía de Buenos Aires concretó esta semana una serie de arrestos de personas con presunta vinculación a atentados con explosivos y milicias libanesas.
Axact

Responsabilidades

Ahora Misiones (Ahora Noticias) no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Ahora Misiones (Ahora Noticias) se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina

Deja un Comentario: