#AhoraNoticias: Antes de partir hacia la guerra el primer teniente de la Fuerza Aérea Luis Darío Castagnari le pidió a su mujer: "Si no regreso traé mi cuerpo y enterrame junto a Gustavito". Hablaba de su hijo, fallecido a los tres años de un cáncer. María Cristina Scavarda luchó durante años para cumplir con la promesa que le había hecho a su esposo. Desde diciembre, los restos del héroe descansarán en Río Cuarto.

El 1 de abril de 1982, a las 5 de la mañana, cuando el primer teniente de la Fuerza Aérea Luis Darío José Castagnari dejó su casa del barrio de El Palomar para ir a la guerra le pidió tres cosas a su esposa:

—Cuidate, cuidá a nuestros cuatro hijos, y si no vuelvo de Malvinas quiero que traigas mi cuerpo y me entierres junto a Gustavito.

María Cristina Scavarda, conmovida, le dijo: "Te lo prometo". Ella conocía mejor que nadie el terrible dolor que les había causado la muerte de su primer hijo, "Pirinchito", el 7 de enero de 1978, cuando solo tenía tres años y un cáncer se desparramó por su pequeño cuerpo y se los quitó de sus vidas en unos pocos meses.

Hoy, después de 36 años de lucha y espera, María Cristina puede decir que al fin pudo cumplir con aquella promesa.

Emocionada, así se lo dice a Infobae: "Hablé con el Secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj y me dijo que podía tenerlo acá con nosotros en la primera quincena de diciembre".

Esta será la primera vez , luego de finalizada la guerra el 14 de junio de 1982, que se traslade del cuerpo de un caído en las islas al continente.


Axact

Responsabilidades

Ahora Misiones (Ahora Noticias) no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Ahora Misiones (Ahora Noticias) se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina

Deja un Comentario: