El respaldo de 50.000 millones de dólares que el FMI le dio a la Argentina puede ser visto como una apuesta fuerte que los países más poderosos -y con más peso en el Fondo- hicieron contra el populismo. Con ese cristal observan los analistas en la capital norteamericana el acuerdo negociado en Washington durante el último mes y anunciado el jueves en Buenos Aires.



Desde esa perspectiva, los efectos del acuerdo impactan directamente en la política argentina, pero no terminan ahí. La dirigencia norteamericana y los expertos en América latina tienden en general a ver al populismo como un mal endémico de la región que es necesario extirpar.

"Estados Unidos y los otros países del G-7 quieren que al Gobierno le vaya bien y están mirando de cerca lo que pasa porque les inquieta la posibilidad de que, si no le va bien, eso afecte la agenda de reformas en toda la región", evaluó en diálogo con Infobae Michael Matera, director del programa para América latina en el Centro de Estudios Estratégicos Internacionales (CSIS, por su sigla en inglés, uno de los think tanks más influyentes de Washington).

Esa interpretación explicaría el monto de la operación, muy superior a las expectativas y el crédito más grande que haya otorgado jamás el FMI. Las potencias quieren que la gestión de Mauricio Macri sea un caso de éxito exportable, contracara a la agenda populista dominante en la década pasada. "Podría ser un modelo del pragmatismo necesario", analizó Matera.

"El mayor temor en el exterior es el populismo irresponsable", coincidió Benjamin Gedan, director del Argentina Project del Woodrow Wilson International Center, de Washington. "Creo que es por eso que hubo apoyo a un paquete tan importante" en el FMI, completó.

Según Gedan, la percepción en la capital norteamericana es que "la oposición a Macri no siempre es responsable y hay sectores que querrían volver a la senda del populismo". Siguiendo esa lógica, dijo, "el acuerdo alcanzado con el FMI muestra los beneficios de la reinserción al mundo, con un fuerte apoyo de Estados Unidos y de la comunidad internacional".

No escapa a su análisis el hecho de que muchos en el país difícilmente vean un acuerdo con el Fondo como un beneficio. "El FMI no es muy popular en la Argentina y eso quizá no va a cambiar, pero no creo que el acuerdo alcanzado sea inaceptable para los argentinos y tampoco creo que Macri pague un costo muy alto en términos políticos", señaló Gedan
Axact

Responsabilidades

Ahora Misiones (Ahora Noticias) no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Ahora Misiones (Ahora Noticias) se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina

Deja un Comentario: