No fue la noche que esperaba. Ni cerca de lo que imaginaron hinchas y jugadores, que se ilusionaban con un triunfo para encaminar la clasificación a octavos de final. Pero Boca se enredó en sus propias limitaciones y perdió 2-0 como local ante el Palmeiras por el Grupo H de la Copa Libertadores.

El Xeneize fue más que su rival en el desarrollo, pero no pudo concretar las aproximaciones que tuvo (más allá de convertir dos goles en posición adelantada). Es decir, el local fue más de lo que viene mostrando en este semestre: un equipo que va a los ponchazos y mucha veces es salvado por sus individualidades.



A los 39 minutos del primer tiempo, Keno se elevó muy bien y con un cabezazo en soledad abrió el marcador, dando la sorpresa de la noche en la Bombonera.

Y todo sería peor para el equipo de Guillermo Barros Schelotto y sus dirigidos: Agustín Rossi cometería un error al no retroceder rápido hacia su arco y Lucas Lima la tiró por arriba de todos para el 2-0 final. Un final en el que el simpatizante que estuvo en la cancha silbó a su cuestionado arquero y dejó en claro que no le gusta el funcionamiento que viene mostrando el equipo hace tiempo, pese a que está muy cerca de lograr el bicampeonato en la liga local.

Así, el Palmeiras llegó a los diez puntos y logró la clasificación a octavos de final, seguido del Xeneize con cinco, Junior de Barranquilla con tres y Alianza Lima con uno. El próximo jueves 3 de mayo, Boca viajará a Colombia para enfrentarse con el Junior y deberá rescatar al menos un empate para no sufrir en la última fecha, cuando recibirá al conjunto peruano.
Axact

Responsabilidades

Ahora Misiones (Ahora Noticias) no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Ahora Misiones (Ahora Noticias) se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina

Deja un Comentario: