Fue a un club social de Merlo con el intendente ultrakirchnerista Gustavo Menéndez. "Yo vengo a ser la voz para poner un límite a todo esto", dijo. Sin preguntas, terminó su discurso y se fue.

Otro acto más a puertas cerradas, sin preguntas y en territorio "amigo". Cristina Kirchner, minutos antes de llegar al club Independiente del partido de Merlo, lo anunció por las redes sociales y después hizo una transmisión en vivo, que mezcló imágenes tomadas previamente con chicos, madres y profesores del lugar. Con el modelo 360° y ante un auditorio simpatizantes -varias decenas de personas- dio su discurso, consideró que la Argentina atraviesa un estado "predemocrático" por la falta trabajo, de comida y de remedios, y se fue.



Junto al intendente ultra K Gustavo Menéndez, la ex presidenta que se postula para senadora por la provincia de Buenos Aires habló sobre el fuerte impacto que el aumento de tarifas tuvo en los clubes de barrio y que ahora "hay pibes con hambre". Lo contrapuso con su gobierno, en el que -afirmó- "no había que preocuparse por el trabajo, la comida o los remedios" porque había todo eso. "Yo vengo a ser la voz de todos ustedes, un vehículo para poner un límite a todo esto", les dijo al auditorio en un reducido espacio de ese club.

"Ahora estamos discutiendo cosas como el trabajo, del cual nadie tenía que preocuparse afortunadamente hasta hace poco tiempo, porque todos tenían trabajo. Y estamos discutiendo de la comida, que comienza a ser un problema, cuando había dejado de ser un problema, aunque teníamos otros problemas, porque siempre hay problemas en una sociedad", fue una de las frases que pronunció, a puertas cerradas y sin posibilidad de pregunta, la candidata opositora al presidente Mauricio Macri.
Axact

Axact

Vestibulum bibendum felis sit amet dolor auctor molestie. In dignissim eget nibh id dapibus. Fusce et suscipit orci. Aliquam sit amet urna lorem. Duis eu imperdiet nunc, non imperdiet libero.

Post A Comment:

0 comments: