//]]>
L Luego de más de siete años en busca de justicia por una de las tragedias más recordadas del país, que marcó a fuego a los misioneros, el trajinar de los familiares de las ocho víctimas que fallecieron en la tragedia del Paraná en enero del 2010 llegó a su fin. En la tarde de ayer se conoció que la Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazó un recurso de queja que habían interpuesto los defensores ante el fallo confirmatorio del Tribunal de Casación hace poco más de un año, por lo que la pena impuesta por la Justicia Federal en 2014 finalmente quedó firme.

Con esta decisión los dos condenados, el prefecturiano Jorge Antonio Lezcano y Hugo "Tyson" Alfonso, deberán cumplir efectivamente la pena de cuatro y tres años de cárcel respectivamente debido a la imposibilidad de una nueva instancia de apelación o recurso en el país por parte de sus defensores.

Ante la medida, el prefecto y el organizador, que esperaban la resolución en libertad, deberán  ser alojados en una cárcel federal cuando se haga efectiva la orden de las autoridades competentes locales.

Hasta ayer a la noche no había trascendido si su detención se había concretado.

El hecho y la condena
La 80ª edición del Cruce del Río Paraná, que unía Encarnación con Posadas, terminó de la peor forma el 16 de enero del 2010. Dos barcazas situadas en las aguas paraguayas fueron el obstáculo fatal para los competidores. Éstas comenzaron a succionar a quienes pasaban por ahí, ya sea nadadores o acompañantes en las piraguas. No hubo alternativa de escapar, a tal punto que algunos deportistas, desesperados, se dejaron llevar por la presión que ofrecían las barcazas y pasaron por debajo del container.

A pesar de las tareas de rescate de la Prefectura y colaboradores particulares, la situación los desbordó. En la fatídica jornada perdieron la vida Víctor Darío Sessa, Fernando Miguel Solé Mases; Eugenio Raúl Seró; Sebastián Enrique Ruzecki; Ricardo Nicolás Levequi; Manuel Jacinto Leiva, Mauro Patricio Bacigalupi y Luis Saide.

Luego de años de lucha, marchas y homenajes, el 19 de diciembre del 2014 el prefecto Lezcano y el organizador  Alfonso fueron condenados como coautores del delito de “homicidio culposo calificado por la cantidad de víctimas”, a cuatro y tres años y medio de prisión, respectivamente.

El Tribunal Federal de Posadas, presidido por Norma Lampugnani y secundado por Lucrecia Badaró y Mario Hachiro Doi, necesitó de 38 días para dar a conocer el fallo y el largo proceso fue descripto como complejo. La pena debería ser de cumplimiento efectivo si quedaba firme, algo que los tiempos de la Justicia cerraron ayer, casi tres años después.

Axact

Ahora Noticias

El diario no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Deja tu Opinion:

0 comments: