Abd Alkader Habak estaba fotografiando la evacuación de los civiles cerca de Alepo, cuando ocurrió el ataque con coche bomba que dejó más de 100 muertos. Su foto, en la que llora sin consuelo, recorrió el mundo. IMÁGENES SENSIBLES

La imagen de un fotógrafo llorando arrodillado cerca de un niño muerto tras un sangriento ataque contra civiles en Siria recorrió el mundo y se convirtió en el símbolo de la violencia del conflicto.

La toma muestra al fotógrafo sirio Abd Alkader Habak, quien junto con otros colegas se encontraba en Al Rashidin, una periferia chiita al oeste de la ciudad de Alepo, para documentar la evacuación de los civiles de las ciudades asediadas por la guerra en Siria.

Habak estaba en ese lugar cuando ocurrió la explosión de un coche bomba que dejó más de 100 muertos, entre los cuales al menos 68 eran niños.

Axact

Responsabilidades

Ahora Misiones (Ahora Noticias) no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Ahora Misiones (Ahora Noticias) se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina

Deja un Comentario: