El sol ya no es el único responsable de esas manchas en la piel que han tratado de ser escondidas por años. Ahora varios pinchazos pueden darle al rostro ese aire juvenil deseado.

a promesa de una piel impecable y sin imperfecciones, hecha por el maquillaje, ha sido rota por una tendencia que se va fijando en los rostros: tatuarse pecas.

Este giro de la moda hacia la imperfección, acogido en algunos países occidentales, es llamado también 'Freckling', y al parecer fue descubierto por la tatuadora cosmética canadiense Gabrielle Rainbow.

Esta joven, residente en la ciudad canadiense de Montreal, contó a 'New Beauty' que todo surgió cuando una amiga le pidió que le tatuara unas pecas porque ya estaba cansada de hacérselas con lápiz de maquillaje.
Axact

Axact

Vestibulum bibendum felis sit amet dolor auctor molestie. In dignissim eget nibh id dapibus. Fusce et suscipit orci. Aliquam sit amet urna lorem. Duis eu imperdiet nunc, non imperdiet libero.

Post A Comment:

0 comments: