Así se expresaron vecinos de Iguazú acerca de los problemas irresueltos que los obligan a salir a manifestar su bronca e impotencia. Desde la empresa contratada para ejecutar las tareas confirmaron que las mismas “están suspendidas”.

Otra vez la empresa Electricidad de Misiones SA (Emsa) dejó sus promesas estancadas en un pozo, porque las obras que debían estar ejecutándose, con el propósito de mejorar el servicio energético en esta ciudad, están paralizadas hace varios días.


Vecinos denunciaron ante este medio que las obras “fueron abandonadas, dejaron pozos profundos a cielo abierto, convirtiéndose en un peligro para la gente”.

Ante este panorama,  la empresa Pozzitivo SRL, contratada por Emsa para la realización de las obras, desde donde explicaron que “están suspendidas las tareas por los ‘tiempos de Emsa’ (demora) para facilitar los fondos”.

Las denuncias de los vecinos parecieran repetirse pero en realidad obedecen a problemas crónicos, principalmente de infraestructura, nunca resueltos, que los obliga a salir a manifestar su bronca e impotencia.

Claudio Altamirano, uno de los principales referentes de los vecinos autoconvocados de Puerto Iguazú manifestó que “desde la empresa nos dijeron que no pueden continuar porque el Gobierno provincial o Emsa, no liberó los fondos para la compra del hormigón. Y así no pueden continuar haciendo otras cosas. Ellos quieren meter los postes para poner los transformadores, pero primero tienen que hormigonear para continuar avanzando”.

Además, recalcó que en el caso del barrio Ignacio Abiarú (300 viviendas), pasa lo mismo con el tendido de baja tensión.

“Está todo parado y no pueden avanzar porque falta la orden de pago para estas cuestiones y no tienen elementos básicos de trabajo porque Emsa no libera los fondos. La empresa tiene gente en un campamento esperando para trabajar, pero no les llega la plata”, agregó, indignado por la situación.

Suspendidas
El socio de la empresa Pozzitivo SRL, Roberto Pozzi, aclaró que “las obras no están paradas, están suspendidas, porque se está en una instancia técnica de trabajo y eso tiene sus tiempos”.

Ante la insistencia indicó que “la falta de habilitación de fondos de Emsa hizo que se ralentice un poco la situación. Se va a seguir trabajando en los barrios que se priorizaron, como el 25 de Mayo, con obras de excavaciones que se ven. Hasta que no se acrediten fondos, la empresa proveedora no largará el producto que necesitamos para que continuemos. Y eso hace también un poco a la dificultad en la logística”.

Pozzi anticipó que “el lunes tendríamos avances. Estaría resuelto la línea de alta tensión, cosa que lleva también su tiempo porque hay que gestionarlas, calcularlas y ubicarlas con visión a futuro para esta zona que está superpoblada. El lunes tendríamos de vuelta avances físicos en la obra”.

A los vecinos de Iguazú les genera indignación ver que los fondos del Estado provincial están dirigidos a financiar eventos de distracción como los carnavales y no se dimensiona un problema que impacta en la calidad de vida de la población, como la falta de un buen servicio de energía eléctrica.

“Quien tenga que tomar la decisión política de liberación de fondos no lo está haciendo, mientras en la costanera de Iguazú hay pan y circo, lentejuelas, plumas y espuma, en los barrios del fondo están sufriendo cuatro a cinco días sin luz, agua, servicios básicos cubiertos”, confiaron vecinos.

Basta de oportunismos
La desesperación que causó no tener luz por cinco días, llevó a los habitantes de los barrios 25 de Mayo y 1º de Mayo, a salir a las calles. El último domingo quemaron neumáticos y cortaron el paso en la avenida Tres Fronteras -frente a las oficinas de Emsa- en reclamo de lo prometido por la empresa de electricidad en la reunión del 2 de febrero.

Según informaron, 500 personas del populoso barrio 25 de Mayo, se hicieron presentes en el corte nocturno, para apoyar el incansable y eterno reclamo: eficiencia en los servicios básicos.

“Nos manifestaremos las veces que haga falta si no se hacen las cosas como se tienen que hacer. Solo en la zona céntrica se trabaja. En los barrios periféricos no se hace nada”, señaló Ariel Gularte.

Además el referente barrial, dijo que “a costa del reclamo del pueblo, cuando Sergio “Pity” Ferreyra vino a Iguazú, el intendente (Claudio Filippa) y los empresarios amigos, gestionaron transformadores a bajo costo. De hecho, al Intendente le instalaron uno a lado de su casa y los barrios siguen igual. Politizaron el pedido de la gente e hicieron un show mediático. Como siempre”.
Axact

Responsabilidades

Ahora Misiones (Ahora Noticias) no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Ahora Misiones (Ahora Noticias) se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina

Deja un Comentario: