S Sin aviso previo a los habituales transeúntes, las municipalidades de Garuhapé, Campo Viera, Santo Pipó y Gobernador Roca instalaron los polémicos sistemas con financiación de la Provincia. En algunos casos esperan la homologación de la Nación.

En los últimos días circuló en las redes sociales la alerta por parte de los conductores de que Garuhapé había instalado radares de control de velocidad para su zona urbana a fin de que todos estuvieran atentos y disminuyeran la velocidad y evitar ser multados.




Si bien es cierto que los radares ya están instalados y tienen por objetivo lograr que los conductores disminuyan la velocidad, aún no están funcionando, aunque las autoridades esperan que empiecen lo antes posible.

Así lo confirmó el intendente Avelino González: “Recientemente se acaban de terminar de instalar los dos radares, uno en cada acceso a la localidad por Ruta 12, a una distancia de 800 metros uno del otro y tiene por objetivo que los conductores traspongan la zona urbana del municipio a la velocidad que lo indica la Ley, que es a 60 Km/h. Aún falta la señalización y algunos detalles pero esperamos que empiece a funcionar en los próximos días”, explicó.

Respecto a cómo nació la posibilidad de los radares, González manifestó que “a mediados del año pasado fuimos convocados por el Gobierno Provincial los intendentes de cuatro municipios, Campo Viera, Gobernador Roca, Santo Pipó y Garuhapé; a partir de ahí nació la idea de colocación de radares, porque se trata de lugares donde las estadísticas marcan un alto índice de accidentes que allí se producen”.

En el ingreso a Garuhapé, en sentido sur a norte, luego de la pronunciada bajada que ha generado innumerables accidentes, se encuentra uno de los radares; y a unos 150 metros antes del acceso de norte a sur, previo a la subida, se encuentra el otro; y registras infracciones en ambas direcciones, no solamente límite de velocidad, sino también otras como las luces no encendidas.

Opiniones divididas
Si bien un sector de la comunidad está de acuerdo con la instalación de los radares, otros vecinos no creen que ayude a reducir los índices de accidentes, todo lo contrario, los podría aumentar y consideran que la medida tiene solamente fines recaudatorios.

Un vecino que vive en las inmediaciones del lugar en que fueron colocados los nuevos elementos de control, señaló a este medio que “acá estamos pendientes todo el tiempo de que la gente se mate, porque no respetan la velocidad establecida. Te podes instalar un ratito a ver cómo pasan los camiones y los colectivos, es increíble la velocidad. Y así pasan el pueblo, no disminuyen no un poco; y no sé si lo van a hacer ahora con el radar”.

Luego opinó que “tal vez los que somos de la zona vamos a respetar estos controles, ¿pero los que son de otros lados, o los camiones brasileros que pasan a una velocidad impresionante? Incluso puede generar más accidentes porque algunos cuando ven frenan de golpe y otros vienen en la bajada despacito por el radar mientras los que no respetan los vienen apurando. Sinceramente no creo que solucione nada”.

El alcalde González se refirió también a la inversión económica que debieron realizar para la compra de todos los elementos necesarios y resaltó que “al municipio no le salió ni un peso, es toda inversión del Gobierno Provincial. El único gasto que vamos a tener es el de imprimir las multas de los infractores y enviárselas, pero ojalá que no recaudemos nada en concepto de multa, porque no es la idea, sino que lo que se busca es que ya no hayan accidentes en la zona por exceso de velocidad”.

En 72 segundos
Por otro lado, el intendente reflexionó que “si se respeta el límite de velocidad establecido para la parte urbana, en un minuto doce segundos se traspone el pueblo; menos tiempo de lo que se perdería en un semáforo. Además, le pido a los conductores que piensen que nosotros tenemos en la zona muchas escuelas con miles de niños que en época de clases cruzan la ruta todos los días; es muy importante respetar el límite de velocidad porque se pueden evitar tragedias”.

Es muy habitual por parte de quienes realizan tareas de concientización relacionadas a la educación vial, poner como ejemplo el respeto estricto de los conductores a las normas de tránsito de otros países cuando viajan; como el caso de Brasil. Sin embargo, en nuestras rutas cuando se pretende controlar, los conductores se enojan y se sienten en derecho de reclamar aún a pesar de haber violado las normas. Pero esa conducta al volante, podría ser una de las razones que posicionan a Misiones como una de las provincias con más muertes en accidentes de tránsito de país.

Finalmente, González pidió que se respete los límites de velocidad “en todos los municipios la idea es prevenir accidentes, el límite de velocidad es de 60 Km/h, queremos que se respete eso”, finalizó.

Para que empiecen a funcionar faltaría la aprobación de la Administración Nacional de Seguridad Vial y las señalizaciones correspondientes, de ese modo ya estarían en condiciones de comenzar a cumplir con su función.

fuente:PE
Axact

Responsabilidades

Ahora Misiones (Ahora Noticias) no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Ahora Misiones (Ahora Noticias) se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina

Deja un Comentario: