En Cámara Gesell, relató que fue sometida desde que tenía ocho años. El acusado, un empleado rural de 67 años, permanece detenido.

Ella recordó que tenía solamente ocho años cuando su padre la violó por primera vez. Desde ese momento comenzaron los maltratos y tormentos que continuaron los siguientes cuatro años. Hasta que la verdad salió a la luz.



La historia de la pequeña, que actualmente tiene doce años, trascendió el domingo 29 de enero en Puerto Esperanza, cuando una de sus hermanas radicó la denuncia contra su padre, un empleado rural de 67 años.

Con el alerta, la Justicia ordenó la inmediata detención del sujeto quien permanece tras las rejas. La menor fue sometida a los estudios médicos que, lamentablemente, constataron que fue víctima de reiterados abusos.

Finalmente este viernes por la mañana relató en Cámara Gesell detalles de un calvario que le tocó soportar, en silencio.

La hermana denunció los abusos
De acuerdo a fuentes judiciales, la historia se conoció el domingo 29 de enero cuando una mujer se acercó a la Comisaría de la Mujer de Puerto Esperanza y radicó una denuncia por abuso sexual.

La denunciante, quien reside en Capital Federal y se encontraba de visita en la provincia, manifestó que su hermanita de doce años, rompió en llanto y le contó que era violada por su propio padre.

De inmediato una comisión policial arribó al lugar y tras un allanamiento, procedieron a la detención del presunto depravado. En el lugar además, se realizó una inspección ocular y se incautó una serie de elementos relacionados con la investigación.

La menor en tanto fue trasladada a un centro de salud donde recibió atención médica y poco después, se constataron los abusos.

Tras averiguaciones, se supo que tanto la niña como tres de sus hermanos, se encontraban bajo el cuidado de su padre, luego de que su madre se marchara de la casa familiar cuatro años atrás.

Desde ese momento, la menor de los hermanos fue sometida.

Relato estremecedor
En Cámara Gesell, la pequeña fue contundente y sostuvo su versión de los hechos. Apuntó directamente contra su padre como el hombre que la golpeaba y violaba desde que ella tenía ocho años.

Indicó que nadie decía absolutamente nada, ya que el hombre los amenazaba con golpearlos o incluso, matarlos. Relató además que el hombre llegaba a la casa casi siempre bajo los efectos del alcohol.

Se negó a declarar
El miércoles 1 de febrero, el empleado rural, de 67 años, fue llevado ante el juez que investiga la causa, el magistrado Martín Brítes, titular del Juzgado de Instrucción 3 de Puerto Iguazú, para que diera su versión de los hechos.

Sin embargo, ante el juez, el presunto depravado prefirió guardar silencio. Con las pruebas y elementos recabados, fue imputado por el delito de “abuso sexual con acceso carnal reiterado y agravado por el vínculo”  y finalmente trasladado a un calabozo donde permanece detenido a disposición de la Justicia.

Entre las medidas solicitadas, además, se esperan testimonios que serán fundamentales: de vecinos y familiares de la víctima. Principalmente, de los hermanos. Por lo que en las próximos horas, todos serán citados para judicializar el relato que ya dieron ante las autoridades policiales.

Fuente:PE
Axact

Responsabilidades

Ahora Misiones (Ahora Noticias) no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Ahora Misiones (Ahora Noticias) se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina

Deja un Comentario: