Es mi referente y uno de los goles a Uruguay fue como uno que le vi hacer a él, dice el pibe del Sub 20.

En sus inicios, cada futbolista se forma a partir de una serie de variables: talento natural, enseñanzas de sus entrenadores en las Inferiores y, también, copiando características de otros jugadores. En el caso de Marcelo Torres, autor de dos goles en el 3-3 del Sub 20 argentino ante Uruguay, el tercero de estos apartados toma mucha fuerza. “Desde hace mucho vengo mirando a Carlitos Tevez. Es mi referente. Trato de copiarlo en todo lo que puedo. El primero de los goles que le hice a Uruguay fue como uno que le vi hacer a él. Creo que me salió bastante bien, je”, le cuenta Chelo a Clarín en Ibarra, bajo un sol que hace olvidar por algunos minutos la constante lluvia que cae sobre esta ciudad ecuatoriana.

La conexión Torres-Tevez tiene un origen sencillo. El delantero del Sub 20 es uno de los goleadores de la Reserva de Boca. Bajo el cielo de la Bombonera, el pibe compartió algunos entrenamientos con Carlitos, su ídolo y espejo. Mal no le fue: su gran desempeño a lo largo del segundo semestre de 2016 le permitió ser uno de los 23 convocados por Claudio Ubeda para este Sudamericano, más allá de que en un principio no era tan tenido en cuenta.


Hubo un quiebre para que llegara este llamado: los dos goles que convirtió ante River, que le dieron a Boca la victoria en el clásico. “Aquel día festejé los goles haciendo el Topo Gigio. En realidad no lo hice por Román (Riquelme), sino que fue para dedicárselos a Thiago Grandis, un amigo que tengo en el plantel. Contra Uruguay también los festejé de la misma manera, dedicándoselos a él”, asegura Torres. Eso sí, esta celebración en el estadio Olímpico de Ibarra también fue especial por otro motivo. “Hace un par de días se cumplieron dos años del fallecimiento de mi abuelo, así que en el festejo también miré al cielo para dedicárselo a él”, se sincera Torres, emocionado.

Mucho antes de este presente, Torres caminó las canchas del ascenso. Tras quedar libre de Lanús, Victoriano Arenas (actualmente en la D) le abrió las puertas. “Ahí me dieron todo, me formaron como jugador y como persona”, recuerda. Luego llegó el gran salto: Boca golpeó a su puerta y el pibe se mudó a la Bombonera. “Llegué con edad de Octava, pero la verdad que no sentí mucho el cambio. Para mí siempre fue jugar al fútbol y hacer las cosas lo mejor posible, esté en Victoriano Arenas o en Boca”, comenta con humildad.

De no haber sido convocado para este Sudamericano, Torres estaría bajo las órdenes de Guillermo Barros Schelotto, quien pensaba llevarlo para que realizara su primera pretemporada. “No sé qué va a pasar cuando vuelva. Por lo pronto estoy muy feliz estando acá. Es todo un sueño. Tener la posibilidad de vestir esta camiseta es algo único”, sostiene. De todas maneras, su futuro será azul y amarillo: antes de viajar a Ecuador renovó su contrato con Boca hasta 2020.

Axact

Responsabilidades

Ahora Misiones (Ahora Noticias) no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Ahora Misiones (Ahora Noticias) se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina

Deja un Comentario: