El juez Bonadio solicitó datos a la casa central de Deustche Bank

Cuando se retome la actividad de los tribunales de Comodoro Py –luego de la feria judicial de verano– el Caso Los Sauces entrará en etapa de definiciones.

Tanto el juez Claudio Bonadio como el fiscal Carlos Rívolo estuvieron en enero en Buenos Aires y comprobaron cómo se fue acumulando información en el expediente en el que están imputados, entre otros, la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner y sus hijos Máximo y Florencia Kirchner.

En ese expediente se investiga por los delitos de lavado de dinero, cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública a los integrantes de la sociedad Los Sauces.

Esa empresa de la familia Kirchner se dedica a alquilar inmuebles y parte de su facturación fue hecha a firmas del empresario Lázaro Báez. Los investigadores sospechan que esos pagos de alquileres fueron en devolución de los negocios que desde el poder los Kirchner le entregaron a empresarios amigos. La firma Los Sauces se creó en 2006 en pleno auge del kirchnerismo. Y desde su fundación hasta la realización del peritaje consolidó un patrimonio de 12 millones de pesos. Entre las propiedades de esa sociedad se hallan los inmuebles de la familia Kirchner en Puerto Madero, la casa de la calle Mascarello –en Río Gallegos– donde reside la ex presidente y el departamento en el que vive Florencia Kirchner en el barrio porteño de Constitución.

En esa causa, el juez Bonadio envió un exhorto, a través de la Cancillería, para que las autoridades judiciales de Estados Unidos le informen sobre una cuenta que el fallecido ex presidente Néstor Kirchner declaró tener fuera del país.

La existencia de la cuenta de Kirchner en el exterior fue revelada por el diario Clarín a principios de este año. En su declaración jurada de Ganancias correspondiente al año 2002 –cuando era gobernador de Santa Cruz– y presentada tres días después de asumir como presidente de la Nación declaró la suma de 1.815.274 en el rubro correspondiente a los bienes en el exterior. En la misma fecha Kirchner presentó ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) su declaración del impuesto a la riqueza, pero la cifra de bienes en el exterior era diferente: 1.415.274 pesos. Un par de días después las dos declaraciones convergieron en la primer cifra. Pero aquella no fue la única rectificación.

En junio de 2003 la cifra fue modificada y Kirchner declaró 4.769.475 pesos, un monto cercano a los 1,7 millones de dólares de aquella época. En las declaraciones juradas del año siguiente aquel dinero en el exterior dejó de ser consignado.

Luego de la publicación, la ONG Contadores Forenses que encabeza el ex perito de la Corte Suprema de Justicia Alfredo Popritkin hizo una presentación para que se investigue la situación.

A partir de ello, Bonadio pidió la información a la AFIP en la que corroboró la existencia de la cuenta en una sucursal del Deustche Bank en los Estados Unidos.

Bonadio envió a la Cancillería un exhorto dirigido a la casa central del Deustche Bank en Estados Unidos para pedirle documentación sobre la cuenta que declaró Kirchner.

Según confirmó Infobae en fuentes judiciales, el exhorto internacional tiene como objeto conseguir la documentación de apertura de la cuenta y si hubo, la justificación del origen de los fondos. También solicitó Bonadio que el banco informe los movimientos de esa cuenta y quiénes eran las personas autorizadas por el ex presidente Kirchner para operar allí.

Durante el mes de febrero el caso Los Sauces, seguramente, avanzará. Mientras tanto, en Comodoro Py esperan la llegada de la información pedida a Estados Unidos.
Axact

Responsabilidades

Ahora Misiones (Ahora Noticias) no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Ahora Misiones (Ahora Noticias) se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina

Deja un Comentario: