El seleccionado masculino de handball perdió ante Egipto por 26 a 31. Su último partido por la fase de grupos será ante Bahrein

La Selección argentina masculina de handball, también conocida como Los Gladiadores, no pudo hacer pie durante toda su estadía en el Mundial de Francia y no lograron su cometido de pasar de ronda. El combinado nacional perdió 26 a 31 contra Egipto y quedó condenado a disputar la Copa Presidente (la juegan los que no superan la fase de grupo).

El combinado albiceleste, que para este certamen contó con la ansiada vuelta de Diego Simonet, la principal figura nacional (no estuvo en Río de Janeiro a raíz de una rotura de ligamento cruzado en una de sus rodillas), no podrá superar su registro histórico: duodécimo puesto, alcanzado en Suecia 2011 y Qatar 2015.

El combinado dirigido por Eduardo Gallardo, como en gran parte de la competencia, se mostró errático en la faz ofensiva y no supo aprovechar las veces que contó con superioridad numérica. El goleador argentino y del partido fue Federico Vieyra con doce tantos -la organización le dio el premio a la figura del encuentro-, mientras que el de los vencedores fueron Mohamed Sanad y Mohamed Mamdouh Hashem Shebib, ambos con cinco conquistas.

Con este resultado, Egipto, que accedió a la cita máxima como campeón de de África, se aseguró un pasaje dentro de los octavos de final.

Los Gladiadores, que debían ganar (preferentemente por más de cuatro goles) para aspirar con meterse dentro de los dieciséis mejores, cerrará la fase de grupos ante Bahrein, elenco que también sucumbió en todas sus presentaciones, el próximo viernes.
Axact

Responsabilidades

Ahora Misiones (Ahora Noticias) no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. Ahora Misiones (Ahora Noticias) se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina

Deja un Comentario: