//]]>
El grupo de choque que envió en la última protesta de los trabajadores lo expuso aún más. Desde el gremio ya identificaron a los agresores como contratados de la Subsecretaria de Acción Social. Tampoco puede dar respuesta sobre la pobreza y el hambre en la provincia.



Los hechos de violencia vividos en la última protesta de los empleados del Ministerio de Desarrollo Social fue una muestra clara de la falta de rumbo de una gestión gubernamental y se suma a los fuertes cuestionamientos que recibe el joven médico a cargo de la cartera, Lisandro Benmaor. Apenas asumió, los trabajadores ya hicieron notar que el clima con el ministro no era bueno y que no existía dialogo. Benmaor reestructuró la mayoría de las Subsecretarías y cambió de funciones a los trabajadores de años en el ministerio y además acumuló una abultada deuda con los trabajadores contratados que llegaron a reclamar el pago de hasta seis meses de sueldos que no habían sido abonados. A esto se sumó que existen marcadas demoras en el pago de los beneficios que reciben las personas de ese ministerio, como fuertes atrasos en los fondos para comedores y en el pago de las tarjetas sociales. Ahora, este violento ataque a los trabajadores que protestaban en el hall de acceso del ministerio es otro “desborde” de su gestión. Este martes mañana en el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, una patota de civiles, perpetró un ataque contra el grupo de trabajadoras y trabajadores del sector, que organizados en ATE realizaban una toma pacífica del edificio, en reclamo por incumplimientos salariales y laborales de vieja data.
Axact

Ahora Noticias

El diario no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Deja tu Opinion:

0 comments: