//]]>
El dirigente dijo no estar dispuesto a acceder a los pedidos de los violentos y adelantó que en los próximos días analizará si sigue. “Prefiero dar un paso al costado”, afirmó



El presidente de Temperley, Hernán Lewin, reconoció que evalúa renunciar a su cargo debido a las presiones que ha recibido en los últimos tiempos por parte de la barra brava del club del sur bonaerense.

"No estamos dispuestos a acceder a los pedidos de unos violentos que se suben a un alambrado porque no les dan lo que quieren", dijo el dirigente del "Gasolero" en declaraciones al canal TyC Sports.

El pasado sábado, cuando Temperley recibió a Independiente en su cancha, la barra protagonizó incidentes durante el primer tiempo del partido. Varias personas se subieron al alambrado y obligaron al árbitro Darío Herrera a parar el juego. Tras cinco minutos, las acciones pudieron reanudarse.

Lewin indicó que, junto a sus compañeros de Comisión Directiva, "no estamos dispuestos a darle" lo que piden los violentos. Es por eso que, ante las exigencias y las presiones a las que se ve sometido, anticipó que esta semana tendrá una serie de reuniones en las que definirá su continuidad en el club.

"Prefiero dar un paso al costado, no me gusta vivir un partido como el otro día, con diez hinchas insultándome detrás de un alambrado. Mi decisión es no quedarme a pelear, no soy como (Javier, el expresidente de Independiente) Cantero que se quedó a pelearla", manifestó.
Axact

Ahora Noticias

El diario no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Deja tu Opinion:

0 comments: