//]]>
La previsión de EEUU es que la reconquista “dure semanas”. Las milicias chiíes han sido apartadas de la toma de la ciudad.



Tropas del ejército iraquí, con la ayuda de sus fuerzas aliadas y la coalición internacional, han comenzado en las últimas horas la gran ofensiva contra Mosul, la capital de Estado Islámico en Irak y la segunda ciudad del país por número de habitantes. La misma fue tomada por los yihadistas en verano de 2014 y su conquista fue un impulso moral de tal calibre para los terroristas que hicieron entonces oficial desde la ciudad la creación de su califato del terror.

El primer ministro iraquí Haider al-Abadi, flanqueado por altos jefes militares, compareció esta madrugada en la televisión iraquí, flanqueado por su Estado Mayor, para informar a los ciudadanos que había dado la orden de comenzar la ofensiva. "El momento de la victoria ha llegado", "hoy he declarado el comienzo de esta victoriosa operación para libraros de la violencia y el terrorismo del Daesh", afirmó al-Abadi.

Antes del comienzo de la operación se lanzaron sobre la ciudad miles de panfletos advirtiendo a los ciudadanos que el comienzo de la ofensiva armada era inminente. Se desconoce el número de habitantes que continúan actualmente residiendo en Mosul, pero antes de que los yihadistas se hicieran con el control de la misma había algo más de dos millones de habitantes.

Primeros bombardeos

Las primeras horas de la ofensiva de las fuerzas iraquíes y sus aliados están siendo marcadas por los bombardeos de los Ejércitos iraquí y kurdo, apoyados por la coalición internacional liderada por EEUU. Aviones de guerra iraquíes y de la alianza bombardearon a primeras horas de la mañana las afueras del norte de Mosul, según informó la Jefatura de las Operaciones para la Liberación de la Provincia de Nínive, de la que Mosul es su capital.

En un comunicado se indica que los ataques aéreos tuvieron como blanco la zona de Sahel Nínive, especialmente el área de Bashiqa, unos 14 kilómetros al norte de la ciudad. En esa misma zona y con el objetivo de irrumpir en ella, las artillerías pesadas del Ejército iraquí y de los peshmergas kurdos comenzaron también a lanzar sus bombardeos, incluso con cohetes. Los avances hacia el interior de Mosul también incluyeron la retirada, por parte de las tropas iraquíes y kurdas, de los sacos terreros de las primeras líneas del frente con Estado Islámico.

La Jefatura de las Operaciones informó de que las zonas oriental y septentrional de Mosul también están siendo bombardeadas, así como el área de Talkif, ubicada también en Sahel Nínive, y la aldea de Batenaya, a pocos kilómetros al norte de Mosul. Las fuerzas iraquíes y kurdas ya entraron en las aldeas de Shaquli, Teryala, Baskeratan y Jeraba Sultán, en la zona de Al Jazer y tienen cercadas otras cinco, después de un intenso bombardeo aéreo y de artillería, aunque prosiguen los enfrentamientos.

Según un comunicado del Gobierno kurdo en su página web, las operaciones lanzadas por los "peshmergas" se centraron en los ejes de Al Jazer, al este de Mosul, y en los de Güer y Gayara, en estos dos casos junto a las fuerzas iraquíes.

Una ofensiva que durará semanas

El teniente general estadounidense Stephen J. Townsend, que dirige la coalición internacional que lucha contra Estado Islámico (EI) en Irak, ha asegurado en las últimas horas que la ofensiva para la liberación de Mosul "probablemente durará semanas, posiblemente más". En un comunicado publicado esta jornada en la página web de la comandancia de la operación, Townsend añadió que la batalla podrá ser "larga y dura, pero los iraquíes se han preparado para ella".

El militar estadounidense insistió en que sus fuerzas continuarán apoyando a las tropas iraquíes en esta ofensiva. "Irak está apoyado por un amplio abanico de capacidades de la coalición, incluidos apoyo aéreo, artillería, inteligencia, consultores y controladores aéreos. Pero para ser claros, los miles de miembros de las tropas de combate que liberarán Mosul son todos iraquíes", precisó.

Pese a las críticas por la imprecisión de algunos de sus bombardeos, el teniente general destacó que la coalición "continuará con sus ataques precisos contra el enemigo para minimizar el impacto contra civiles inocentes". "No podemos predecir cuánto les llevará a las fuerzas iraquíes derrotar al Dáesh (acrónimo en árabe del EI) en Mosul; pero sabemos que tendrán éxito, como ya lo tuvieron en (las ciudades de) Biyi, Ramadi, Faluya, Al Qayara y Sharqat", agregó el estadounidense.

El militar recordó que durante los dos años de misión de la coalición, esta ha perpetrado "decenas de miles de bombardeos precisos para apoyar las operaciones iraquíes y ha entrenado y equipado a más de 54.000 miembros de las fuerzas iraquíes".

Las milicias chiíes, apartadas de Mosul

Las Fuerzas de Movilización Popular, las milicias chiíes que habitualmente combaten del lado del Gobierno de Irak y que han sido acusadas por las Naciones Unidas de cometer todo tipo de abusos contra la población musulmana suní, han quedado fuera de la ofensiva sobre Mosul, cuya población es mayoritariamente de esta rama del Islam, aunque sí contribuirán a la recuperación de la localidad de Hawija, a unos 100 kilómetros de distancia.

El Gobierno de Haider al Abadi trata de hacer equilibrios entre la necesidad -logística y política- de contar con los milicianos chiíes y la posibilidad de alimentar una nueva crisis que agrande aún más las grietas que aún persisten entre las diferentes comunidades iraquíes. "No creo que sea un acuerdo fácil", ha admitido una fuente diplomática, que ha reconocido su "preocupación" por lo que pueda suceder ahora en Hawija.

Sin embargo, un portavoz miliciano, Ali al Hussaini, ha apelado a la calma y ha defendido que el papel de su coalición es la de "liberar (a los civiles) de la tiranía de Estado Islámico". "Nos aseguraremos de salvar a las familias frente a cualquier daño y de preservar su dignidad. Somos sus hermanos, no un enemigo", ha apostillado.

Al Hussaini espera que las fuerzas de la coalición que lidera Estados Unidos colaboren con ataques aéreos e información al ataque de Hawija, algo que el bloque internacional rehúsa confirmar. Un portavoz norteamericano, John Dorrian, se ha limitado a decir que "ayudarán" a las fuerzas iraquíes, sin querer entrar en "aspectos específicos".


fuente:LD
Axact

Ahora Noticias

El diario no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Deja tu Opinion:

0 comments: