//]]>

Pensamos en nuestros lectores y sabemos que cada vez crecen más los adeptos al veganismo, por ello traemos una humilde lista de recetas de queso vegano para aquel lector que está comenzando y no sabe como reemplazar el queso regular. Con estas recetas, prepará tu propio queso en la comodidad de tu hogar.



1. Queso para nachos:
Este queso es apto para intolerantes a la lactosa y para celíacos, es más ligero que el queso normal y es 100% vegetal.
INGREDIENTES:
2 tazas de papas (360 gramos)
1 taza de zanahoria (135 gramos)
⅓ taza de aceite de oliva (70 gramos)
½ taza de agua (125 mililitros)
1 cucharadita de sal
1 cucharada de zumo de limón
½ taza de levadura de cerveza (35 gramos)
½ cucharadita de ajo en polvo
½ cucharadita de cebolla en polvo
1 guindilla cayena (opcional)
En una olla con agua hirviendo añadimos nuestras verduras troceadas y las cocemos unos 20 minutos o hasta que estén tiernas. Colocamos las verduras en una batidora junto con el resto de ingredientes y batimos hasta obtener una textura cremosa y sin grumos.

2. Queso de almendras
Ingredientes:
1 taza (240 ml) de almendras peladas enteras
3 cucharadas de jugo de limón fresco
2 cucharadas (45 ml) de aceite de oliva virgen extra
1 diente de ajo
1-1 / 4 cucharadita (6 ml) de sal marina fina
1/2 taza (120 ml) de agua fría
2 cucharadas (60 ml) de aceite de oliva virgen extra, para el final
1 cucharada (15 ml) de hojas de tomillo fresco (opcional)
1 cucharada (15 ml) de hojas de romero fresco (opcional)
Colocamos las almendras en un tazón de agua a temperatura ambiente; dejamos en remojo durante 24 horas, escurrimos y enjuagamos. En una licuadora, mezclamos las almendras, jugo de limón, aceite de oliva -las 3 cucharadas-, el ajo, la sal y el agua hasta que esté muy cremoso, quizás 5-7 minutos.
Colocamos una triple capa de gasa sobre un colador y coloca la mezcla de queso en ella. Toma las esquinas de la gasa, giralas y aprieta un poco para eliminar parte del exceso de líquido; atar la parte superior con un lazo o elástico. Dejar escurrir en el refrigerador durante la noche, o por lo menos 8 horas.
Precalienta el horno a 93° C (200F) (puedes cocinar a mayor temperatura, sólo mantén la vista sobre él). Forrar una bandeja de horno con papel de hornear (puedes hacerlo en un molde de vidrio ligeramente engrasado). Pon el queso sobre el papel y dale la forma de un disco de alrededor de 3/4 de pulgadas (8mm) de espesor. Hornear durante 40-50 minutos, hasta que la parte superior esté firme y seco. Enfriar.

3. Queso gouda vegano
Receta para dos bloques de 220 grs cada uno.

Ingredientes:
200 grs de tofu
2 patatas cocida
2 cucharadas de margarina vegana
1/4 taza leche soja
1 cucharada aga-agar
1 pizca de pimiento rojo en polvo (pimiento morrón, pimiento dulce o paprika)
1 cucharada de mostaza
sal y pimienta a gusto.
Preparación: en un bowl colocamos las papas previamente cocidas y el tofu. Trituramos y le agregamos 1 pizca de pimiento rojo en polvo, 1 cucharada de mostaza, sal y la pimienta. Volvemos a triturar todo y reservamos. En una cacerola calentamos a fuego medio la leche con la margarina y cuando esta se derrita agregamos el agar-agar, siempre revolviendo. A los 6 minutos apagamos el fuego, juntamos la leche con el tofu y revolvemos nuevamente. Aceitamos los moldes y vertemos la mezcla en cada uno. Dejamos enfriar a temperatura ambiente por 10 minutos y luego llevamos a la nevera por otros 30 minutos.

4. Queso parmesano vegano
INGREDIENTES
1 taza de anacardos sin sal (150 gramos) o castañas de cajú
4 cucharadas de levadura de cerveza o levadura nutricional
1 cucharadita de sal marina fina
1 cucharadita de ajo en polvo
Pon todos los ingredientes en una batidora y tritúralos hasta que estén hechos polvo.

5. Queso de almendras
INGREDIENTES:
– 2 tazas de almendras
– ½-1 taza de agua
– 1-2 limones
– 2 cucharadas de levadura nutricional
– sal, especies
Poner las almendras en un recipiente, cubrirlas con agua fría, tapar con una película transparente y dejar remojar en la nevera durante la noche. Las nueces se remojan para neutralizar los inhibidores de enzimas y facilitar su digestión y la absorción de proteínas. Para los que quieran sus almendras peladas pero quedando RAW (vivas): Las almendras remojadas se pueden pelar. No es fácil, pero con ayuda de un cuchillo se logra mejor. A quienes no les importe si su queso queda RAW, pueden pelar las almendras en agua hirviendo. También se pueden dejar las almendras con cáscara. Esto afectará un poco la textura y el color del resultado.

Continuando con la receta, hay que escurrir las almendras. Ponerlas en la licuadora o en la procesadora y agregar agua (empiece con menos agua y si es necesario puede ir agregando de a poco más agua). Agregar el resto de los ingredientes. Licuar o procesar hasta obtener la consistencia deseada. Puede probarlo y agregar más condimentos, levadura nutricional o limón si quiere. Guardar en la nevera en una recipiente con taza.

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp
Axact

Ahora Noticias

El diario no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Deja tu Opinion:

0 comments: