//]]>
Patricia “Lola” Miguel (38), la integrante de la comunidad gitana detenida en Córdoba en el marco de la causa por el asesinato del ingeniero informático Javier Pauluk, declaró esta mañana ante el juez de Instrucción Uno de Posadas, Marcelo Cardozo.



Le imputaron una participación secundaria en el hecho, porque hay indicios de que tiempo después del homicidio, ocurrido el 10 de abril de 2009 en la capital misionera, ella activó con otro chip el celular del profesional ejecutado de un balazo.

Miguel se desligó del asesinato. Dijo que ella no tenía nada que ver con el hecho de sangre y sobre el celular de la víctima manifestó que no recuerda haberlo usado.

La gitana acudió a la indagatoria a media mañana, asistida por su defensor particular Martín Ramírez. Después de escuchar los indicios en su contra, básicamente una pericia telefónica a cargo de la Secretaría de Apoyo para las Investigaciones Complejas del Poder Judicial (Saic) que detectó cuándo activaron el celular y dónde estaba la persona que lo hizo, la mujer fue imputada.

Tras la declaración, el juez Cardozo decidió que permaneciera detenida. Al igual que ella, está preso el remisero obereño José Martínez, a quien también acusan de lo mismo, de haber entrado en contacto con el teléfono móvil de Pauluk, que desapareció luego del asesinato.
Ahora, el magistrado deberá resolver la situación procesal de los sospechosos.
Axact

Ahora Noticias

El diario no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Deja tu Opinion:

0 comments: